Saliendo de la torre. Bio-Neuro-Emoción.

Hola:

Acabo de volver de Zaragoza sorprendidísima. He empezado, gracias a mi hermano Javier, la formación de BioNeuroEmoción.

Todas las experiencias pueden ser sólo eso, experiencias o pueden adquirir un sentido en la totalidad al verlas unidas con tus pensamientos, tendencias, objetivos personales… Y me ha llamado mucho la atención ver cómo esto se plasma no sólo en los conocimientos que se transmiten en este curso, sino también en lo que yo voy haciendo y viendo e incluso plasmando en mi vida.

La consciencia,  no sé porqué, ha sido clave en mi trayectoria. Después de muchos avatares en los que no sabía qué era, la vi plasmada en forma de concepto y desde entonces, ya tiene un significado especial para mí. Fue cuando Carmen Vázquez, me dirigió la tesina para la Asociación Española de Terapia Gestalt.  Me propuso que desarrollara el tema del “awareness” o consciencia inmediata. Allí me encontré por primera vez, con el campo cuántico, y el cambio de paradigma. De eso hace 7 años.

Por otro lado, al trabajar desde la Terapia Gestalt con la excitación interna hacia el entorno y el concepto de campo, las emociones eran tema clave, de hecho, trabajo mucho con ellas en la consulta. Algunas de las personas que vienen comentan eso de “yo hoy no quería llorar, o emocionarme tanto”…

Todo esto se ha concretado y ampliado con este curso de Bio-Neuro-Emoción.

Y ¿qué es la BioNeuroEmoción? Os sugiero que veáis este vídeo con Nuria Amorós, formadora en BioNeuroEmoción para que veáis brevemente de lo que hablo.

Como muestra de mi estado emocional en ese momento, lo repito una y otra vez en el vídeo… ¡Fascinante!

En BioNeuroEmoción se trata la enfermedad desde la totalidad. Debido al estrés de una situación que provoca una emoción intensa que no puede asimilarse aparece un síntoma físico, lo que se suele llamar somatización.  Y tratando esa emoción “bloqueada”, ya con forma de enfermedad, esta puede tratarse. Para ello es necesaria la toma de conciencia de lo que la ha provocado,  de esa emoción, esos sentimientos, esos pensamientos que en un momento determinado, la iniciaron y que nosotros mantenemos.  El reconocer esto da sentido, como dice Nuria, a la enfermedad y a lo que estamos viviendo, a veces repetidamente, en nuestra vida.

Pero aún va más allá. El creer que hay algo ahí afuera que me causa enfermedades, puede hacernos pensar que somos pasivos y que igual que desde afuera nos vino la enfermedad, desde afuera nos tiene que venir la solución.

En la filosofía de la BioNeuroEmoción, no somos víctimas, somos cada uno de nosotros y nosotras los que tenemos la responsabilidad de nuestras vivencias y de nuestra vida y un síntoma, sólo puede ser una información que nos llama la atención de que hay algo que tenemos que cambiar. Pero cada cual en sí mismo.

El poner el acento en el propio cambio, y no en el de los demás, nos hace libres y con la decisión en nuestras manos, hay mucho que manejar y moldear en nuestras vidas para llegar a eso que conocemos como salud, tanto física como mental y en resumen para lo que llamamos felicidad.

Me gustaría, pedir disculpas de nuevo, a Nuria Amorós por ese lapsus en llamarla Rosa, era un momento de mucho lío después de un cierre de un curso muy intenso, pero no creo que fuera casual ya que Rosa Rubio es la autora, junto a Enric Corbera de un libro de psicogenealogía “Visión cuántica del transgeneracional” otro de los puntos de afrontamiento de la enfermedad y de los bloqueos con los que actúa la BioNeuroEmoción. Prometo hablar de ello más adelante, ya que, como podéis ver, hay mucho que desarrollar por aquí.

Si os apetece investigar un poco más sobre la BioNeuroEmoción, podéis ir a la web de Enric Corbera:

https://www.naturalenric.com

Os mando un abrazo muy fuerte.

Carmen

 

Publicado en Familia, Formación, General, Pistas para ser feliz, Psicología | 2 comentarios

El lado oscuro. Los susurros del lado oscuro.

Hola de nuevo:

Mis cercanos y cercanas saben que aprovechando las Fiestas de San Bernabé en Logroño me he ido con mi hija a Berlín.

Quedé sorprendida con la ciudad. No pensé que me iba a emocionar tanto con las historias y memoriales de cada rincón. Viví muchas sensaciones ante la evocación de hechos históricos, que se transformaban en vivencias personales, muchas experiencias distintas, con nombres y apellidos, conocidos y desconocidos…

Una de las visitas, con muchas dudas por ir con mi hija, fue al campo de concentración de Sachsenhausen. Ante su insistencia y al hablar con los guías, que me dijeron que sus explicaciones no entraban en el morbo, me decidí a ir.

Los libros, el cine, la televisión,  y ahora internet, han ido mostrando lo que son estos campos, pero al estar allí, ver los espacios en los que se veían obligados a vivir, oir el silencio, sus aromas, recorrer ese erial en el que se levanta este campo… Pude sentir una especie de terror ante la sola posibilidad de que algo así se pueda repetir.

Pero en todo ese silencio, sólo roto por las explicaciones de nuestro guía, aparecían susurros que invitaban a reflexionar más… Algo así como “esto no ha terminado, “sigue sucediendo”…

Es irremediable sentir compasión por las víctimas, se puede temer ser una de ellas… En las fotografías que había expuestas, se veían sus caras de sumisión y de angustia, otras sin expresión clara de ninguna emoción… El sentir su miedo y su incertidumbre, ponerme en sus carnes, es lo primero que apareció dentro de mí.

Recordé, seguramente intentando intelectualizar esas vivencias, que la Terapia Gestalt es una teoría de Campo, y el campo es la unidad mínima de observación, por lo que no se puede sacar conclusiones viendo sólo una parte del total. Y la otra parte también tiene su mensaje para nosotros y nosotras.

¿Por qué no tememos transformarnos en verdugos? ¿Por qué nos sentimos tan prepotentes, tan “buenas personas”, con tanto poder y control como para pensar que no podemos ser “la otra parte”? ¿Es que no hemos sentido nunca una ira incontenible? ¿Nunca hemos utilizado las comparaciones y los prejuicios? ¿No nos sentimos superiores y juzgamos con ligereza sin profundizar en lo que le está sucediendo a cualquier persona? Si nos hemos sentido humillados o maltratados ¿no hemos sentido una necesidad de destruir al otro? Cuando alguien no sabe o no puede defenderse y estamos en una situación de ventaja por un interés personal, ¿nos dejamos llevar por la soberbia y el orgullo? ¿Sabemos estar en la relación de igual a igual? ¿Sabemos que los “ideales”, las creencias en general, son sólo eso? ¿Qué legitiman nuestras creencias e ideales? ¿Somos capaces de la autocrítica para darnos cuenta de cuando una situación se nos está yendo de las manos? ¿Podemos enfrentarnos a otros que están desbocados cuando nos damos cuenta de un error colectivo, o al menos salirnos, o confluímos y formamos parte de él?

BERLÍN EXPONE LAS FOTOS PRIVADAS DEL PRIMER COMANDANTE NAZI DE SACHSENHAUSEN

Puedo decir, que en este escenario de tremendos recuerdos, si algo oía en el aíre eran esos susurros del lado oscuro que decían “estoy dentro de ti”, “también vosotros podéis ser como nosotros”. 

En un desahogo de ese momento en Facebook, puse una foto del campo, y José Luís Gómez Urdáñez, Catedrático de Historia en la Universidad de La Rioja, comentó con palabras reconfortantes:

“La Historia tiene siempre como base la esperanza”.

No podían haber llegado en mejor momento. Porque creo que es fundamental ver que si no somos conscientes de ese lado oscuro, puede apoderarse de cada uno de nosotros, tanto individual como colectivamente. La esperanza, así, se me aparece como una forma de conocer la ira, el miedo, el orgullo para no recorrer esos caminos que nos pueden llevar de forma irrefrenable a laberintos de dolor y desesperación.

Y puede que esa sea la salida de “los campos de concentración” y podamos encontrarnos al otro lado.

Sachsenhausen_gate2

Un abrazo.

Carmen

Publicado en El lado oscuro, Psicología Logroño, Psicólogos Logroño, Teoría Terapia Gestalt, Terapia Gestalt | Deja un comentario

5 puntos para entender la Terapia Gestalt. Charla con Carmen Vázquez.

Hola:

¡Por fin! Ya son casi tres años de blog y hasta su última visita a Logroño, no había podido conversar con mi Carmen Vázquez.

Los que me conocéis, tanto personal como profesionalmente, sabéis que antes o después sale su nombre en una frase, un tema o una explicación,  y con ese nombre toda mi admiración y reconocimiento a quien considero, es mi “mamá Gestalt”.

Es difícil explicar lo que es la Terapia Gestalt, qué es lo que puede hacer por alguien y por qué elegirla de entre otras, pero creo que Carmen Vázquez explica con claridad cual es su potencia y grandeza, que es precisamente, su simpleza.

Os dejo con la charla, que creo que es muy interesante.

Me encanta esta conversación, es muy espontánea incluso en las formas. Carmen comenta que está agotada y a mí también se me ve así, porque los talleres de Terapia Gestalt son vivenciales, como la vida misma, como la propia charla.

De ella podemos extraer a modo de resumen estas 5 ideas básicas que nos ha comentado Carmen, que valgan como explicación de lo que aporta la Terapia Gestalt:

1- El abordaje terapéutico se hace en términos de salud y no de enfermedad. El desequilibrio es parte de la vida. El organismo hace ajustes y compensaciones ante este desequilibrio y eso es sano, no un trastorno o una enfermedad.

2- La salud se valora en términos de belleza. Los actos espontáneos y sanos son hermosos en sí mismos.

3- Lo que se considera patológico es “la rigidez”. Podemos ir decidiendo y modificando nuestro acercamiento a nuestros objetivos, minuto a minuto. Esto hace abarcable y accesible cualquier afrontamiento a cualquier situación. Si lo que pretendemos es que nada cambie ni evolucione, ahí es donde aparecerá el sufrimiento.

4- Esto nos lleva a ver todo como pasajero. Todo es temporal. Es en el presente donde podemos decidir y determinar cual es el siguiente paso, podemos ser conscientes de nosotros mismos, del entorno y de nuestra relación con él en ese momento. Y eso es lo que nos permite continuar de la forma optima, que no tiene por qué ser igual a como lo hicimos en una experiencia anterior.

5- La vida es experiencia, no se pueden sacar conclusiones sin ella. En Terapia Gestalt la experiencia empieza en la misma terapia, en un entorno amable en la que vamos aprendiendo de nuestros “primeros experimentos novedosos” con el terapeuta.

Valgan estos 5 puntos para empezar a comprender la Terapia Gestalt. Todo esto dentro de una Teoría de Campo.

Ha sido un placer compartir con todos vosotros y vosotras esta conversación “pendiente” con Carmen Vázquez, para hablar de conceptos teóricos y vivenciales de la Terapia Gestalt y que nadie mejor que ella nos podía explicar.

Por cierto si quereis saber más de Carmen y su trabajo lo podéis hacer en la siguiente página web:

http://www.centrodeterapiaypsicologia.es

Un abrazo

Carmen

Publicado en Formación, General, Psicología, Psicología Logroño, Psicólogos Logroño, Teoría Terapia Gestalt, Terapia Gestalt | Deja un comentario

Terapia Gestalt. La novedad. Nueva web

Hola:

Empezaré con un “¿cómo te va?” para ir venciendo el miedo de volver a escribir. Miro con horror que la última entrada fue en Octubre del año pasado y me horrorizo aún más cuando me fijo en lo que me digo a mí misma… Eso de “ibas a ser más constante”, “pues vaya blog que va a trompicones!”, “así no hay manera de que esto sea algo serio”…

También aparecen excusas: “He estado muy liada”, “a todo no se llega”…

E incluso contrarréplicas… “Si hubieras querido habrías sacado tiempo”…

Supongo que no son desconocidas todas estas “charlas” internas, cuyo resultado es enredarse, frustarse, asustarse y paralizarse.

¡Pero… Aquí estoy de nuevo! ¡He conseguido salir de esa maraña de juicios y excusas! Porque entre semejante lío, había ganas de volver con la nueva web.

Si has seguido un poco el blog, sabes que se entraba directamente tecleando el:

www.psicocarmendiez.com

Ahora el blog está dentro de la web. Pretendo, actualizarla con noticias, poner alguna reflexión, algún pensamiento rápido, ampliar la información… Como la antesala de algo más elaborado, más profundo, más pensado, es decir, a este blog. 

Si quieres venir directamente puedes teclear:

http://blog.psicocarmendiez.com

 Y aquí estaré esperándote, con mis reflexiones y experiencias que espero compartir contigo.

Me alegro de verte por aquí de nuevo, espero que sea mutuo y que quieras venir.

 

Publicado en General, Psicología, Psicología Logroño, Terapia Gestalt | Etiquetado , , | 2 comentarios

Terapia Gestalt.El lado oscuro.Errores de percepción temporal que nos lían (o que nuestra mente lía).

Post dedicado a mi amiga Natalia.

Hola:

Despues del veranito y ya entrados en el otoño, no sé si os pasa, pero yo tengo la sensación de no saber dónde se me ha ido el tiempo. No sólo ha pasado el verano con rapidez, sino todo el año. Sin saber cómo estamos en Octubre, y me parecece muy cercano el inicio de este año… ¡Y mucho más el final!

Quizá todavía no sea el momento de hacer el balance y el resumen de lo vivido en el 2013, pero puede que esa rapidez subjetiva del “pasar del tiempo”, sea una de las causas de esa extraña percepción temporal o más bien interpretación temporal que hacemos y que nos hace a menudo perdernos en el tiempo y confundir conceptos y vivencias. Veamos algunos de estos líos temporales.

Tiempo

Ver el pasado en el presente: Ver lo que ya nos ha sucedido en el pasado como si fuera a ocurrir tambien en el presente, lo decimos de la siguiente forma: “ya sé lo que va a pasar, siempre ocurre así” o “no quiero que me vuelva a suceder, fue muy mala experiencia”. Lo malo es que este tipo de frases son como conjuros que nos llevan a una profecía autocumplida porque en realidad ya no vemos lo que sucede, sino lo que sucedió. Otra versión de ver el pasado en el presente es la de tener una vida basada en la nostalgia de tiempos pasados mejores que nunca volverán.  En este aspecto también están incluídas buenas y malas experiencias ocurridas en cualquier momento de la vida que parece que nos afectarán ya para siempre, este alargarlo para siempre se transformaría en un ver el pasado en el futuro, y ahí ya sí que nos hemos dejado sin apoyo en nuestra percepción de lo venidero.

Buscar el presente en el pasado: “Me va a ir fatal porque he hecho o dejado de hacer algo”. “Si lo hubiera hecho, o no hecho, podría enfrentarme o tomar esta decisión, pero me falta o sobra algo y ya no puedo hacerlo”. A partir de estas afirmaciones, la vida tiene  forma de carencia, es una especie de vida perdida porque le falta o sobra algo y todo gira en torno a ese “error” o eso que no hicimos en el pasado, nos sentimos culpables de haber “estropeado nuestra vida” por nuestras “malas decisiones”. Nos gustaría volver atrás y cambiar esas decisiones o acciones y nos frustra la impotencia y el ver que es imposible.

Ver el presente en el futuro: Creemos que nuestro estado, o el de nuestras circustancias actuales va a ser así en el futuro. Algo así como confundir el ahora con el para siempre. “Como ahora estoy triste, será que soy depresivo/a”. “Si ahora me va mal económicamicamente, pienso que así será después”… Tiramos la toalla y recalificamos toda nuestra existencia futura con las malas sensaciones del momento. Esto nos impide buscar soluciones en el entorno y autoapoyo en nuestro interior. Lo vemos como si todo estuviera perdido.

Ver el futuro en el presente: “Cuando haga esto será mejor, ahora no puede ser”. Este posponer contínuo y pensar que vendrán tiempos mejores, nos impide vivir lo que está sucediendo porque habrá un momento mejor después. Después, después y después, cuando tenga carrera, cuando tenga los hijos criados, cuando me salga este negocio… Yo le llamo “felicidad condicional”, siempre condicionada a que pase algo que en el presente es imposible que suceda porque nunca se dan las circunstancias… (los hijos estarán criados cuando sean mayores, los negocios puede que salgan o no, pero necesitan tiempo…).

En resumen, estas formas erroneas de situarnos en el tiempo, nos impiden el contacto real con lo que está sucediendo y con nuestras propias sensaciones. Podemos estar a gusto en este momento, pero siempre aparecerá un pasado fantasma o un futuro ideal con el que nos impediremos vivir el presente en la forma que tiene. Si no juzgamos o comparamos el presente con el pasado el futuro, tendremos acceso a nosotros mismos y a nuestro entorno, podremos vivir lo que toca vivir, buscar soluciones si hay que buscarlas o no buscarlas si no hay nada que solucionar:

VIVIR en estado PLENO.

Así que, desde la Terapia Gestalt, donde sólo se trabaja en el presente, quizá debamos preguntarnos: ¿Desde dónde interpreto mi presente? ¿Desde el pasado? ¿Desde el futuro? ¿Veo mi presente tal cual es? Si estoy en el presente ¿Cómo me siento? ¿Hay algo en lo que puedo actuar? ¿Estoy actuando para nada?

En mi presente os mando un abrazo.

Carmen

Publicado en Psicología Logroño, Saliendo de la Torre., Terapia Gestalt | 3 comentarios

AFA Rioja. Estimulación cognitiva. Aitor Piñeiro.

Buenas.

Quisiera hablaros de nuevo de la Asociación AFA Rioja, que como sabeis se ocupa de los familiares y enfermos de Alzheimer. El Alzheimer es una enfermedad terrible porque  al no tener curación, va degenerando de forma irreversible.

Cada vez hay más investigaciones buscando causas y soluciones pero hasta el momento sólo podemos ralentizar el proceso, para ello, una de las terapias con la que mejores resultados se obtiene es la estimulación cognitiva. En AFA Rioja se trabaja en talleres con usuarios que padecen Alzheimer y otras demencias, y los llevan a cabo 3 terapeutas ocupacionales. Uno de ellos es Aitor Piñeiro y aquí os dejo su explicación sobre la estimulación cognitiva y su forma de aplicación a la enfermedad.

Aitor nos habla de la estimulación cognitiva por un lado tratada en sí misma, habla de las fichas de diferentes temas, los puzzles, los ordenadores… Pero sobre todo habla de la estimulación cognitiva como un todo en el que está incluída la relación social, la comunicación, la emoción… Todo nuestro cerebro y nuestras facultades y capacidades aparecen cuando el entorno está enriquecido y hay actividades dirigidas hacia un fin.

El sólo hecho de levantarse y saber para qué se levanta uno o una, ya estimula y pone en marcha de manera total todo nuestro ser. Por eso es tan importante, cuando se inicia un deterioro el actuar de manera global, como decimos en Terapia Gestalt, en el campo, porque el organismo sólo se pone en marcha hacia el entorno, y con enfermedades como el Alzheimer el entorno debe ser amable, controlado y previsible, a la vez que enriquecedor. Y este es el entorno de AFA, por ello vienen los usuarios contentos y os puedo asegurar que es un autentico placer para mí oirlos desde el despacho cantar, reír, hablar, disfrutar… Como dice Aitor, “todo eso es, en realidad, la estimulación cognitiva”.

El ver así a las personas me hacer replantearme muchos de mis prejuicios de la demencia y de la consciencia en general.

Os mando un abrazo muy fuerte.

Carmen

Publicado en Alzheimer, Familia, General, Psicología Logroño | Etiquetado , , | Deja un comentario