Una pequeña Navidad.

Hola.

Vuelvo a casa por Navidad.

No podía dejar pasar este momento para tener un breve encuentro entre nosotros.

Y digo breve porque me gustaría transmitir la maravilla del encuentro en lo simple y lo pequeño.

En estas fechas en las que todo se adorna y requete adorna, grandes árboles, con grandes mesas, con grandes platos, con grandes risas y grandes regalos con grandes cajas y envoltorios, reivindicados por fechas en el calendario y que al final sólo dejan vacío cuando llega el 7 Enero, el poder hallarnos y sentirnos puede ser todo un logro.

Por eso hoy quiero, simplemente desear que sintamos, desear tu atención para notar una pequeña sensación de alegría, de paz, de amor… Sólo una pequeña sensación pero auténtica y nuestra, de cada uno, que sirva para saber que estamos ahí, que seguimos ahí, pase lo que pase en el calendario.

Que con tu pequeña sensación y con mi pequeña sensación nos veamos y nos encontremos y juntos sintamos la paz y la alegría de la verdadera Navidad.

invierno

Un abrazo desde lo pequeño pero real.

Carmen

 

Esta entrada fue publicada en Estaciones, Familia, Psicología y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *