Terapia Gestalt. Saliendo de la Torre.

Hola otra vez:

El otro día compartí con vosotros la definición de la falsa seguridad que aparece en la Bíblia de la Gestalt: Terapia Gestalt: Excitación y crecimiento de la personalidad humana de Perls, Hefferline y Goodman (también llamado PHG por las iniciales de sus autores).

Vimos a Rapunzel asustada creyendo la “terrrible realidad” que le proponía la bruja para que se quedara en la torre segura.

Pero Rapunzel no terminó de creerla y confiando en un ladrón y con una sartén comó única defensa contra él… Saltó de la torre y… Esto es lo que pasó:

Es curioso ver que para dar el salto desde la ventana de la torre lo único que ha cambiado es el interior de la princesa. Ella pasaba muchas horas sola sin que la vigilara la bruja, tenía el pelo largo por el que subía y bajaba la malvada mujer a su antojo… ¡Y Rapunzel nunca había pensado que podía irse cuando quisiera!

Todos hemos estado en un momento parecido, dudando asustados para dar el salto al vacío, luchando con nosotros mismos y todo lo que nos hemos creído en el pasado y que está ahí en nuestro interior como si fuera real.

Viendo esto creo que viene a cuento la redefinición de seguridad del PHG:

“Es la confianza en un apoyo sólido.”

La hierba fresca está debajo, el río frío, la brisa con sus aromas… Todo es mucho más real que las amenazas de la bruja, que insisto, somos nosotros quienes nos creemos.

¿Qué necesitas para salir la torre? ¿Qué tienes que dejar de creerte? ¿En qué tienes que confiar más sólido que tus propios miedos? Quizá sea simplemente confiar en tí.

Os mando un abrazo lleno de confianza.

Carmen

Esta entrada fue publicada en Psicología, Psicología Logroño, Teoría Terapia Gestalt, Terapia Gestalt y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Terapia Gestalt. Saliendo de la Torre.

  1. macu dijo:

    todo esto es muy bonito ,pero ke pasa si la torre es demasiado alta y no te atreves a saltar ?ojala todos fueramos tan valientes y escapar de nuestros miedos ,me gusta lo ke dices y te lo he oido decir muchas veces .cada dia me gusta mas tu pagina y espero ke la descubra mucha gente,gente ke necesite ayuda y de seguro ke aki la encontrara , yo de momento ya estoy asomada a la ventana y se ke con tu ayuda algun dia saltare de la torre .

  2. Carmen dijo:

    Hola Macu:

    Rapunzel tenía el pelo lo suficientemente largo para saltar, nunca se lo había planteado aun estando usando ese pelo para que subiera y bajara la bruja. Lo que nos va a ayudar a saltar de la torre son nuestros propios recursos que seguro que ya estamos utilizando pero no nos damos cuenta que nos sirven para nuestros propios fines. Si la torre está muy alta y se te acaba el pelo… Pues darás un salto.

    Yo sé de los tus recursos y tu sólo tienes que reconocertelos… Alguno ya has visto ¿no?

    Gracias por todo lo que me dices, sabes que para mi es mucho apoyo el que entres y me ayudes en este salto. Y si lo cuentas por ahí para que entre gente… ¡Mejor aún!

    Te mando un besazo de los gordos.

  3. Lara dijo:

    Alguna sugerencia para descreer todas esa cosas que a veces hemos incorporado a nosotros y que no nos sirven pero que saltan de manera automática y tan rápido que no nos dan tiempo a pararlas y que paralizan?
    Un beso

    • Carmen dijo:

      Hola Lara:

      Lo primero que hay que hacer para “descreer” es darse cuenta que se está creyendo algo que no es tan real como nos parece. A esta conclusión se suele llegar a través del dolor, porque si uno no siente frustración no va a cuestionarse nada, desde este punto de vista, nuestra frustración es un aviso de que algo no va como nosotros queremos.

      A partir de esa incomodidad interna, dolor, frustración… como queramos llamarlo, comienza el cuestionamiento y debemos investigar qué es lo que necesitamos, lo que deseamos, si lo podemos conseguir con nuestra forma de vida, si hay que abandonar algo o alguien, qué tenemos que aceptar, qué no…

      Si muchas partes de nuestra forma de vivir están están automatizadas… No hay más remedio que aumentar nuestro nivel de atención para hacernos conscientes y romper de alguna manera esos programas repetitivos en los que estamos metidos.

      ¿Cómo hacerlo? ¿Cómo haces tú para hacer algo distinto en algo rutinario?
      Si vas y vuelves al trabajo por el mismo camino todos los días, ¿Cómo haces a veces, para desviarte para hacer algún recado? Date cuenta de eso, la próxima vez que lo hagas, quizá veas por tí misma cómo se rompen “automatizaciones”. (Por cierto, en Terapia Gestalt se llaman patrones repetitivos).

      Besos

  4. Lara dijo:

    La verdad es que hago algo distinto en algo rutinario con dificultad… 🙂 pero seguiré intentándolo.
    Gracias!!
    Un beso

  5. Raquel MARTIN dijo:

    en serio, cada día me gusta más…

    voy a mandar este enlace para que la gente lo lea , me parece fantastico.

  6. Raquel MARTIN dijo:

    Se me olvidaba decirte GRACIAS, me siento identificada ,perop sobre todo lo se gracias a ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *