El lado oscuro. La falsa seguridad.

Hola de nuevo:

Quisiera mostraros una definición que se hace en un libro de Perls, Goodman y Hefferline, traducido al castellano por Carmen Vázquez: “Terapia Gestalt: Excitación y crecimiento de la personalidad humana”:

“Lo que corrientemente se llama “seguridad ” consiste en agarrarse a lo que ya no se siente, rechazando el riesgo a lo desconocido que implica sumergirse en la satisfacción, e instalarse en la desensibilación y la inhibición. Es el miedo a la agresión, a la destrucción y a la pérdida, lo que desemboca, naturalmente, en una agresión y una destrucción no conscientes dirigidas tanto hacia adentro como hacia afuera.”

 Y podemos preguntarnos: ¿Qué nos hace mantenernos en esta falsa ilusión de seguridad? 

Me gustaría que vierais esta interpretación de Disney del cuento de Rapunzel. Mirad a la bruja, que engaña a Rapunzel. Y a la princesa… Que lo cree todo, llevada de su inocencia e inexperiencia.

Esto es lo que sucede cuando Rapunzel le pide a la que cree que es su madre, salir de la torre donde está encerrada:

La bruja hace valer sus engaños invocando su experiencia sobre el mundo que es terrible y lleno de peligros, haciendo ver a Rapunzel sus limitaciones que la incapacitan para irse, su amor por la niña que la hace “tener que portegerla”, el sufrimiento que padece por ella… Y la ordena que no le vuelva a pedir salir, y Rapunzel se lo cree todo, y obedece. 

¿Qué es lo que nos estamos creyendo nosotros que nos aparta de nuestros sueños? ¿Porqué no podemos salir de nuestra torre? ¿Porqué necesitamos tanta “seguridad”?¿Qué nos da miedo de salir de la torre? ¿Para qué necesitamos a una bruja que nos asuste y nos impida salir?

Os propongo estas preguntas que os aseguro que también me hago yo. De hecho este blog es un poco salir de la “torre segura”.

Si alguien quiere hacer algún comentario ya sabe que será bienvenido.

Os mando un abrazo

Carmen

Esta entrada fue publicada en El lado oscuro, Psicología, Teoría Terapia Gestalt, Terapia Gestalt y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a El lado oscuro. La falsa seguridad.

  1. Lara dijo:

    A mi leyendo tus preguntas me surgen algunas…
    La “bruja” anda por fuera y por dentro de cada uno?
    Cómo reconocerla?
    Podría ser algo así como el ego que tenemos y que dice yo soy de esta forma y no nos deja ser de otra?

    De momento estas tres… Y agradecerte la posibilidad que nos brindas con tu blog de hacernos preguntas y bucear un poco, tanto en lo que es la Gestalt como en nosotros mismos.
    Besos
    Lara, desde su torre.

  2. Carmen dijo:

    Hay un dicho del Hermetismo, una escuela esotérica, que dice algo así:
    “como es afuera es adentro”.
    Sin entrar en valorar la validez científica de la escuela, la frase nos sirve para fijarnos en algo que bastante a menudo queremos evitar mirar:
    El filtro con el que nos relacionamos en el mundo lo llevamos puesto nosotros y determinadas situaciones que nos parecen que son inevitablemente como las vemos y vivimos, tienen miles de formas alternativas de ser vistas y vividas, algunas mucho más cómodas y satisfactorias para nosotros que la que estamos viviendo.
    Luego una gran parte del sufrimiento depende de nuestro filtro, por lo tanto lo que vivimos depende del adentro y no del afuera. Ya sabes eso de que el dolor, no se puede evitar pero el sufrimiento si.
    Y… Tienes razón en preguntar por el ego, porque a veces nos empecinamos en identificarnos con el filtro y creemos que somos lo que vemos, así que vamos a necesitar a brujas que nos confirmen que es cierto que no podemos salir de la torre.
    La bruja se reconoce en forma de frustración. Si hay mucha frustración en ti, ten por seguro que estás viendo y creyendo a una bruja.

    Gracias Lara por tus preguntas que enriquecen mucho este blog.

    Besos guapa

  3. Pingback: Saliendo de la Torre. | Psicología Clínica. Terapia Gestalt. Carmen Díez.

  4. Pingback: Terapia Gestalt. Pistas para ser feliz. Gonzalo San Ildefonso. La expresión poética. | Psicología Clínica. Terapia Gestalt. Carmen Díez.

  5. Raquel MARTIN dijo:

    Querida Carmen,

    Es un placer leer estas cosas tan maravillosas que nos escribes y que nos hacen que nos preguntemos cosillas , y que entendamos algunas otras…Este post me lo voy a leer de nuevo detenidamente…

    • Carmen dijo:

      Gracias Raquel, me alegro que te guste y que te haga cuestionarte. El cuestionamiento es importante porque nos ayuda a salir de la torre. Aunque a veces preferimos dejarlo así y no entrar en “preguntitas” porque eso nos saca de nuestra falsa seguridad y aparece el miedo y la incertidumbre. Y eso si que no lo soportamos.

      Quizá tengamos que enfrentar un poco ese miedo, pasarlo y ver que hay después…

      Te mando un beso

  6. Pingback: Terapia Gestalt. David y Carmen. Gestaltnet. La creatividad. | Psicología Clínica. Terapia Gestalt. Carmen Díez.

  7. elizabeth arellano argeulle dijo:

    entonces la brujas representan la frustracion que hay dentro de nosostros?

    • Carmen dijo:

      Pues Elizabeth, según creo, la bruja en esta versión de Rapuntzel, no representa exactamente la frustración, sino “lo que nos engaña”. Eso a lo que damos credibilidad por alguna razón, que puede ser inocencia porque no nos cuestionamos, o la necesidad de que no haya desequilibrio en el nuestro “mundo” y para ello necesitamos creer que el entorno es exactamente lo que queremos ver y no lo contrastamos, precisamente porque este contraste nos puede producir miedo e incluso dolor. La frustración, para mí, viene cuando nos damos cuenta de que “nuestro mundo” no funciona como esperamos y no podemos apoyarnos en lo que nos queríamos apoyar.
      Por otro lado, la bruja de Rapuntzel tiene intereses propios y necesita los poderes de la princesa, por lo que mantiene su inocencia mediante el aislamiento y engaños. La “salvación de Rapuntzel” se encuentra en su deseo de comprobar qué eran “esos farolillos”, que la lleva a querer salir de la torre, es decir, en la relación, como decimos en Terapia Gestalt, Organismo/Entorno. Algo en el entorno produce movimientos internos para ir hacia él. Pero esos movimientos activadores se chocan con la información engañosa que se tiene y se cree. Si Rapuntzel no sigue esos movimientos que la llevan hacia el entorno, sentirá frustración.
      Muchas gracias por tu pregunta y por volver a poner al día esta entrada del Blog.
      Carmen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *