Tarde en San Sebastián. Los antepasados.

Continúo con la tarde post-Congreso.

Como dije ayer, lo mejor del Congreso fue la gente encanadora que encontré. Después de salir del último taller de Mindfulness, mis colegas psicólogos de Logroño y yo, conocimos a nuestros compañeros del Colegio Oficial de Psicólogos de Guipuzcoa. Fue una gozada estar con gente tan acogedora.

Con la parte de la Junta del COP de Guipúzcoa

Comimos en un restaurante fusión vasco-japonés,  nos llevaron de compras y nos enseñaron San Sebastián, pasamos con ellos una tarde inolvidable… Pero lo más curioso tuvo que ver con la historia de Teresa y sus antepasados, en concreto con un tio-abuelo suyo, el compositor José Mª Usandizaga.

José Mª Usandizaga nació en San Sebastián en 1887 y murió en 1915 a los 28 años de edad. Dejó varias obras escritas entre ellas, óperas. Podeis si quereis, escuchar “las golondrinas” para conocer a este desconocido pero maravilloso autor.

Teresa escucha a diario el programa de RNE “Eso me suena”. En una de sus emisiones pidieron a los oyentes que tuvieran familiares famosos que se pusieran en contacto telefónico con ellos. A Teresa le hizo ilusión llamar y contar que ella era una Usandizaga, pero cuando le cogieron el teléfono no la llegaron a pasar al directo. Le respondieron diciendo: “¿Quién es ese?”.

Podeis imaginaros la frustración de Teresa porque se cuestionaba “la importancia” de su antepasado.Los antepasados son nuestras raices. El tener un antepasado famoso que ha transcendido lo cotidiano para entrar en la historia, hace importante a su sucesor.

En un delicioso y exclarecedor libro de Clarissa Pinkola Estés: “Mujeres que corren con lobos” la autora cuenta un sueño en el que se ve de pie sujetada por los pies por una vieja mujer que está bajo ella. Cuando se da cuenta del esfuerzo de la anciana, se quiere bajar y ser ella la que lleve a la señora encima. La mujer mayor le dice que no, que debe ser así y que debe llevarla sobre ella. La autora manifiesta su sorpresa al mirar hacia abajo y ver que miles de mujeres están apoyadas sobre otras más viejas y se da cuenta que el siguiente movimiento será coger a su hija y ella estará encima de ella.

Este es el movimiento sano, las nuevas generaciones apoyadas sobre los antepasados. Por eso en la mayoría de las culturas aparece este culto a los ancestros. Porque es el encuentro consigo mismo, con sus raices, con lo que uno es. Nadie ha aparecido de la nada, somos lo que somos porque llevamos las formas, los aires familiares. Porque ningún árbol tiene fuerza con raices débiles.

Con los Usandizaga

Con los Usandizaga

Por eso fue un honor estar ante José Mª Usandizaga con mi amiga Teresa Gil-Díez Usandizaga.

Esta entrada fue publicada en Familia, Formación, Psicología, Psicología Logroño, Psicólogos Logroño y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Tarde en San Sebastián. Los antepasados.

  1. RAQUEL MARTIN dijo:

    QUE BIEN ESTA QUEDANDOTE EL BLOG , ES UNA PASADA¡¡ Me encanta lo que cuentas y como, enhorabuena¡¡

  2. Carmen dijo:

    Me gusta que te guste Raquel. Espero que pronto seas tú protagonista.
    Besos

  3. Lara dijo:

    Vaya, que si no reconoces su valor ni te apoyas en tus ancestros de alguna manera te caes o no puedes avanzar?

    • Carmen dijo:

      Si no reconoces el valor de los antepasados, no te reconoces a tí mismo y la fuerza en vez de utilizarla en ir hacia tus propios objetivos la vas a gastar en defenderte y ocultarte de pertenecer a tu familia. Si no sabes de tus orígenes tienes dudas de tí mismo y ausencia de modelos para apoyarte.
      Precisamente en el libro de Clarissa Pinkola “mujeres que corren con lobos”, habla de una mujer de origen africano que era alta y delgada y con una separación de sus palas dentales muy evidente. Viviendo en Estados Unidos, tuvo que aguantar las burlas por su forma física durante años y años.
      Pero de mayor decició ir a Africa para conocer a su tribu, y allí vio que la gente era alta y delgada y que tenían los dientes separados, y a esa abertura dental la llamaban la “abertura de Dios” y era un don tenerla.
      Puedes imaginar la fuerza que recibió esta mujer de reconocerse en sus ancestros.
      Creo que con esta bella anecdota se puede explicar el poder de pertenecer y reconocer la pertenencia a una familia.

      Besos Lara

      Carmen

  4. Teresa dijo:

    Bueno Carmen, no se que decir…¡me ha gusatado tanto! He sentido una enorme emoción y un orgullo estupendo. MUCHAS GRACIAS La verdad es que me he sentido importante y unida a Usandizaga con una maravillosa sensación. Tienes toda la razón en reconocer la importancia de nuestros ancestros.
    Has despertado en mi sensaciones nuevas que nunca había sentido, suena un poco de novela pero es que es así.

    Otra vez gracias y adelante con tu página me gusta mucho.

    • Carmen dijo:

      Gracias a tí Teresa por permitirme estar contigo en esos momentos de encuentro con tus ancestros. Fue una hermosa tarde y estaba claro que teníamos que vivirla así porque nos encontramos con nuestros colegas de San Sebastian e Iñaki sabía dónde estaba la casa con la placa y quien era el señor del monumento de la plaza de Guipúzcoa… Todo nos llevó al encuentro con tu antepasado y yo tuve la suerte de estar ahí. Insisto en darte las gracias.

      Te mando un fuerte abrazo
      Carmen

  5. Lara dijo:

    Me encanta lo claro que me queda.
    Gracias. Besos
    Lara

  6. Pingback: Terapia Gestalt. La Muerte. | Psicología Clínica. Terapia Gestalt. Carmen Díez.

  7. Pingback: Saliendo de la Torre. La Materialización. | Psicología Clínica. Terapia Gestalt. Carmen Díez.

  8. Pingback: Terapia Gestalt. Invierno. | Psicología Clínica. Terapia Gestalt. Carmen Díez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *